Cómo superar la astenia primaveral

Miércoles, 28 Marzo 2018 11:13

La llegada de la primavera suele considerarse un acontecimiento positivo para la mayoría de las personas, con mayor tiempo de exposición a la luz y temperaturas más cálidas. Sin embargo, también puede conllevar una desestabilización del estado de ánimo y una reducción de la energía física.

A esta alteración se la denomina astenia primaveral, que consiste en un estado de fatiga generalizada, tanto a nivel físico como psicológico.

Se trata de una alteración transitoria y leve con síntomas como el cansancio, dolores de cabeza, mareos, alteraciones del sueño y del estado de ánimo (tristeza, irritabilidad, nerviosismo, falta de motivación, disminución de la concentración y del apetito. Estos síntomas se deben a alteraciones hormonales provovadas por los cambios de temperatura y por el número de horas de exposición al sol. Asimismo, se produce una alteración en los niveles sanguíneos de algunos neurotrasmisores y hormonas – serotonina, endorfinas y melatonina-, que intervienen en el estado de ánimo y en la regulación del sueño

A todo ello se suma la adaptación al cambio de hora en el mes de marzo, que suele durar unas dos semanas.

REMEDIOS PARA SUPERARLA

Se trata de realizar pequeños cambios en nuestras rutinas, ya que se trata de una alteración leve que no requiere tratamiento médico o psicológico

1. Alimentación

Es recomendable consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales (verduras, frutas, cereales integrales, frutos secos, jalea real) y reducir el consumo de grasas, bollería industrial, café, alcohol y excitantes.

Se aconseja estar bien hidratado, aumentando el consumo de agua, zumos e infusiones.

2. Ejercicio físico

La actividad física moderada es muy beneficiosa ya que posibilita que nuestro cuerpo libere endorfinas, provocando sensaciones de placer y de relajación.

Caminar 30 minutos al día, practicar yoga o realizar ejercicio aeróbico pueden mitigar nuestra sensación de cansancio

3. Sueño

Es importante dormir entre 7 u 8 horas al día y descansar más durante el fin de semana, ya que se suele gastar más energía con los cambios ambientales de esta época.

4. Horarios

Ajustar los horarios de actividad, alimentación y descanso a la nueva hora con el fin de restablecer los ritmos circadianos

5. Actividades placenteras

Nuestro estado de ánimo mejorará significativamente si nos enfocamos en realizar actividades que nos resulten agradables y si compartimos algunas de ellas con amigos y familiares.